google-keep

Llevaba unos días ausente tras el imparable ritmo de la semana pasada, pero es lo que tiene no parar de escribir (y no paro, de verdad) en todo el día. Hoy no tenía muy claro hacerlo tampoco, y de hecho llevaba toda la semana con cero inspiración a la hora de coger algo con lo que entretenerme en Incognitosis. Y hoy Google me lo ha proporcionado. El gigante de Internet ha lanzado su nuevo servicio Google Keep, que ellos definen como una plataforma para “guardar lo que está en tu mente” y que por lo poco que he podido ver y leer -los medios americanos no han hecho más que una breve adaptación del anuncio oficial- es una especie de versión ligera de Evernote.

No tengo nada claro que vaya a usar Google Keep, pero tampoco lo hacía con Evernote y eso que hace poco estuve a punto de volver a intentarlo tras leer este buen artículo de Lifehacker. Las aplicaciones para tomar notas, como las que tratan de ayudar a que te organices, no han podido conmigo, y me temo que soy un caso perdido. Pero la acabe usando o no, me temo que Google ha tenido un error de planificación brutal. No puedes lanzar un servicio esperando que triunfe ante competidores como Evernote justo después de haber anunciado el cierre de Google Reader. Craso error.

Lo de Reader está demasiado reciente. En Hacker News -como siempre, fuente de inspiración para sacar otros puntos de vista y plasmarlos por aquí- comentaban sobre el lanzamiento, y en el primer mensaje un locuaz usuario lo dejaba claro.

I would have jumped on this a year ago.

The elephant in the room with every one of the Google announcements is that they’ve drained their coffers of trust/goodwill with the early adopter crowd, which is precisely the group you need to kick these things off.

Así es: ahora mismo Google necesita a gente que confíe en sus productos, y lo de cerrar servicios a diestro y siniestro hace sospechar y hace que uno se plantee dudas sobre si Keep seguirá estando aquí en un par de años. Sobre todo considerando también el hecho de que la propia Google cerró en 2009 Google Notebook (Bloc de notas en una traducción innecesaria de Google) cuando esa herramienta tenía básicamente muchos puntos en común con Google Keep. Naturalmente, uno de los pilares de Keep será su integración con Android 4.0+, algo que hace dos o tres años no tenía demasiado sentido, pero aún así, el servicio plantea más dudas.

Por ejemplo, nada de integración con las tareas de Google, nada de información sobre fechas o integración con el calendario, y más ausencias que seguramente irán descubriendo los que prueben el servicio y sobre todo provengan de un Evernote más que asentado. Google es mucho Google, desde luego, y sus productos suelen estar muy lejos de la perfección en la primera iteración, pero estos chicos aprenden muy rápido así que hay que concederles el beneficio de la duda.

Y sin embargo, qué mal momento habéis elegido, campeones. Malo de verdad.