Tecnología

El fraude Kaby Lake

No os compréis un ordenador este año.

Ale, ya podéis parar de leer. Esa es la conclusión de este post, que publico indignado tras ver cómo la presentación de nuevos micros Kaby Lake de Intel es una absoluta decepción. Marc Whalton lo expresaba estupendamente en el inicio de su análisis en Ars Technica (negritas mías):

The Intel Core i7-7700K is what happens when a chip company stops trying. The i7-7700K is the first desktop Intel chip in brave new post-“tick-tock” world—which means that instead of major improvements to architecture, process, and instructions per clock (IPC), we get slightly higher clock speeds and a way to decode DRM-laden 4K streaming video. Huzzah.

Esas primera frase es tristemente real, y de hecho no haría falta leer mucho más. Con ver alguna de las gráficas de rendimiento en pruebas sintéticas la cosa queda clara:

Es solo un ejemplo de cómo Intel ha logrado engañar a toda la industria y convertirse en una empresa perezosa. Una que vive de las rentas y de glorias pasadas. Como Apple, vaya.

Ese análisis del Intel Core i7-7700K en Ars Technica es, con mucho, lo mejor que podéis leer respecto a este micro. Es, de hecho, lo único que deberíais leer, y aquí incluyo a análisis realizados en español y en inglés que dan pena. La dan porque se ciñen al mensaje que Intel quiere ofrecer, y cierran los ojos a la crítica evidente. Intel, simplemente, se ha relajado. Me sorprende y decepciona especialmente ese análisis corto de miras de AnandTech, un medio al que normalmente le tengo un respeto reverencial pero que en este caso publicó su review con un titular y unas conclusiones engañosas. Incluso criticaban en el texto la capacidad de overclocking (“entre normal y pobre”) para luego terminar con una sección en la que lo coronaban como “el nuevo campeón”, sin más. Mal. Uno puede esperarse (y encontrarse, como es el caso) análisis de medio pelo en español y en diversos medios en inglés, pero desde luego no en AnandTech.

¿Por qué Intel se ha conformado con esto? Yo diría que lo ha hecho por la sencilla razón de que podía hacerlo. De momento no hay competencia en el mercado, y salvo que AMD Ryzen nos diga lo contrario —y las pruebas filtradas no apuntan a ello—, seguirá sin haberla durante bastante tiempo. Parece que Intel podrá seguir en modo perezoso, viviendo de las rentas y sin innovar realmente.

La situación es preocupante y triste, sobre todo porque hace tiempo que Intel va por este camino. Su vieja filosofía tick-tock nos maravilló y nos hizo disfrutar de un ritmo de innovación asombroso, pero entre la realidad que impone la física —la ley de Moore tiene fecha de caducidad, si es que no está ya caduca— y la que se autoimpuso Intel, acabamos con una estrategia lamentable. La de los retrasos y refritos, que es lo que es Kaby Lake. Un refrito en los 14 nanómetros.

Diría más. Es un fraude.

Ahorrad pasta y esperad a Cannonlake. Quizás los 10 nanos sí merezcan la pena, porque Kaby Lake no la merece.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 comentarios en “El fraude Kaby Lake

  1. Bardolobo dice:

    Pues sí que parece bastante poca cosa, Javipas.

    Y digo yo: con todos los comentarios negativos que ha habido por los nuevos MacBook Pro en cuanto a montar procesadores de la generación anterior en lugar de estos…¿no le da estos resultados algo de razón a Apple? Vamos, que no digo yo que no haya cosas criticables en esos portátiles, como lo de no esperar a montar esas supuestas baterías en terraza para que durarán de verdad lo anunciado, pero se ha criticado mucho también el aspecto de los procesadores y viendo esto no tengo yo tan claro que hayan errado.

  2. Romano dice:

    Es cierto, Intel se quedó sin competencia, pero no es sólo su culpa, los 10 nanometeros se resienten y ya estamos llegando a los límites del silicio, no hay mucho que hacer y con Skylake se refino Sandy Bridge al máximo, lo único que si le agradezco a Intel son las gráficas integradas, si bien desde Broadwell eran decentes, con las últimas dos generaciones, al menos en los Core U e Y han mejorado de manera significativa, además del procesado 4K nativo y demás, no se puede esperar mucho de un procesador al que le queda poco que innovar, lo único que podría hacer Intel a estas alturas seria rehacer completamente x86 y para eso nos veremos obligados a esperar hasta el 2020

  3. Land-of-Mordor dice:

    “… De momento no hay competencia en el mercado, y salvo que AMD Ryzen nos diga lo contrario —y las pruebas filtradas no apuntan a ello—…”

    Es el problema de circunscribir el asunto del equipo nuevo a las soluciones de Intel. Ryzen puede que no supere en rendimiento a sus equivalentes, pero sí tendrá mejor precio. También parece que consumirá menos (95W de Typ vs los 130 del 2011-3 equivalente), lo cual ya puede ser un aliciente para los que tengan equipos con algunos años a las espaldas y quieran disfrutar de DDR4, SSD PCI-E, USB 3.1 C, etc sin dejarse el sueldo de un mes o dos en el intento. Pasará como con las RX 480 que fueron el revulsivo perfecto para que el plan de nVidia para las 1060 no se hiciera realidad (que era que salieran a 350-380€ y no a 300€ como al final ha sido).

      • Land-of-Mordor dice:

        Con que el más caro (500€) se quede al 80-90% en monocore frente al 2011-3 de los “1000 pavetes” me doy con un canto en los dientes. Cualquier cosa que mejore eso sería una más que agradable sorpresa. Ahora compiten los dos en 14 nm y eso los pone más al mismo nivel, con la diferencia de que AMD no ha dado tantos “saltos” en proceso de fabricación como si ha hecho Intel. Ésta tiene todavía que amortizar los saltos a 22 y 14 nm y han sido caros mientras que pasar de 32 a 28 mm y luego a 14 sale más rentable económicamente. Ahora AMD puede meter hasta 4 veces más transistores en la misma superficie y, desde luego, la diferencia en rendimiento no era tanta a pesar del salto enorme de proceso de fabricación entre una y otra compañía.

  4. Nixmare dice:

    Hola a todos, es la primera vez que escribo, para mi intel a sido en sus tiempos de lo mejorcito en cuanto a CPUs, aunque siempre he tirado mas para los chicos de rojo (AMD). Ahora mismo tengo un fx6350, a la espera de que salgan los ryzen y les de a intel un zasca.
    Viendo los procesadores de AMD, +3.4GHz con auto-overclocking, según el sistema de refrigeración de nuestro PC, DDR4, etc etc… Y sobre todo el precio, si tenemos una CPU, de alto rendimiento a un precio inferior a los intel… Van a dar mucho que hablar.
    Un saludo de un noob en informática y un apasionado de la evolución.

  5. pakolo dice:

    Voy a decir algo parecido que lo que he dicho en el post de la tele tonta y la felicidad. En el 2012 me compré mi maquinón con un core i7 3770k, SSD y 16 GB DDR3. Desde aquel entonces he ido cambiando cosas según se iban estropeando, los discos duros, SSD, fuente de alimentación, ventiladores, etc. Una vez al año lo desmonto todo, le limpio el polvo acumulado, le cambio la pasta térmica al micro y hasta el año siguiente. Este Junio pasado se me estropeó la gráfica y la cambié por una geforce 970, la cual hace que los juegos vayan como un tiro en fullHD. Este ordenador en Mayo de este año va a cumplir 5 años y es que no veo que renquee por ningún sitio, sigue siendo tan campeón como lo era cuando estaba nuevo en el 2012. Yo estoy por decir que ya no es Apple o Intel las que se han acomodado, mas bien parece que todo el sector del hardware está así de un tiempo a esta parte. Pero también es cierto que Intel en su momento se puso bastante por delante de AMD con sus microprocesadores. A ver si este año los de AMD por fin consiguen ponerse a la par con sus micros y sus gráficas.

  6. Manuel dice:

    Intel se ha relajado y mucho, por eso hace un año opté por un i7 5820K en socket 2011-3, en lugar de tirarme a por los últimos micros de Intel.

    El rendimiento es muy bueno, incluso con estos ‘nuevos’ micros, pero con la ventaja de disponer de triple canal en una plataforma madura.

    A ver si AMD consigue ofrecer algo decente (de una vez) y robarle mercado a Intel, así no les quedaría más remedio que espabilar de una vez y volver a buscar soluciones innovadoras.