Acabo de ver un post vía del.icio.us en el cual el autor explica cómo conectar la Xbox 360 a Internet de forma fácil y barata. La idea no está mal, pero es un poco compleja para los no iniciados: consiste en comprarse un router WiFi barato, un cable Ethernet y bajarse el famoso firmware DD-WRT que aumenta las prestaciones de muchos routers y los convierte en cajas llenas de sorpresas, algo que ya contaron en LifeHacker hace tiempo. Eso evitaría tener que comprar el adaptador Wireless para la Xbox que cuesta una pasta – aunque en eBay se puede encontrar mucho más barato, por ejemplo.

El proceso consiste en instalar ese firmware mágico en la Xbox 360 para luego hacer que el router se convierta básicamente en un punto de acceso inalámbrico, que conectado a la Xbox ofrecería conexión a Internet. Obviamente necesitaréis tener un router WiFi *real*, es decir, el que utilicéis en vuestra casa, para que ese 2º router coja la conexión de ahí.

Yo estuve en la misma situación cuando puse ADSL en casa: quería que el router estuviera en la habitación donde están los ordenadores, y no en el salón, donde está la Xbox 360. De modo que para conectarme a Xbox LIVE tuve que hacer uso de un truquito que seguramente os habrá salvado en más de una ocasión: la conexión compartida a Internet que ofrece Windows. Que yo sepa también se puede hacer desde Linux, pero la verdad es que en Windows XP la cosa se hace fácil. Hay un único requisito: disponer de un portátil con conectividad WiFi, y además, que no estéis usándolo mientras jugáis para otra cosa, claro.

Si cumplís ese requisito, ya sólo es cuestión de conectar el portátil a la Xbox 360 con un cable de red cruzado – cuidado, no vale un cable normal – y activar la conexión compartida a Internet de Windows. En la base de conocimiento de Microsoft lo explican, pero en esencia el proceso es el siguiente:

1. Os vais a Conexiones de red (Inicio->Panel de control->Conexiones de red e Internet->Conexiones de red) en el portátil, y allí tendréis ‘Conexiones de redes inalámbricas’ y ‘Conexión de área local”.

2. Pincháis primero con el izquierdo una vez en la de área local

3. Mantenéis la tecla Ctrl y pincháis en la inalámbrica, de modo que queden las dos seleccionadas.

4. Soltáis el Ctrl y pincháis con el botón derecho del ratón sobre la selección, y elegís la opción “Conexiones de puente”. No tengo la imagen aquí ahora, pero para que os hagáis una idea…

Eso creará una conexión de puente que hará que vuestro portátil se convierta en un punto de acceso inalámbrico, con el que además podéis seguir navegando, claro.

Y listo. A tirar de Xbox LIVE, aunque eso sí, conviene no tener la mulita o BitTorrent muy activos, que si no la conexión en las partidas puede verse perjudicada…